El derecho a la vida de las personas infestadas con el VIH/SIDA en Haití

El derecho a la vida de las personas infestadas con el VIH/SIDA en Haití

 Por: Roosevelt Jean-François, Periodista y miembro del Centro de Comunicación sobre el SIDA (CECOSIDA)

 El subsidio y el acceso a los servicios médicos representan los retos mayores para las personas portadoras del VIH/SIDA en Haití.  Las razones están relacionadas a la situación económica del país, caracterizada en los últimos años por un desempleo agudo y una contracción económica global, según los términos y las cifras publicadas por el Instituto Haitiano de Estadística y Informática.

 Sin embargo, más allá de los medicamentos y la facilidad en atención, varios expertos piensan que la mejor asistencia en el proceso de subsidio es la reintegración social de la persona infestada.

 La mayoría en la unanimidad reconocen que la persona infestada no es aceptada en su hogar, porque  representa una carga familiar. No es útil. He ahí porque, ellos dicen, hay que impedir que esa persona sea dependiente de otras, con la idea que el Estado va hacer todo por ella.

 ‹‹Usted no tiene necesidad de mucho dinero. Lo importante, es una asistencia  humana, sobre todo cuando usted se siente débil físicamente y mentalmente, y saber que tiene alguien con quien pueda contar››, considera Adeline Benoit, una pastelera profesional que renunció a sus actividades después de contraer la infección con el virus, para no ser apartada..

 ‹‹Tener el virus del SIDA no significa el fin de la vida. No voy a comparar a los Estados Unidos con Haití, pero, en ese país el acceso a la atención no es un regalo. Es el fruto del trabajo constante de todas las personas y organizaciones que reagrupan a las personas que viven con VIH/SIDA (PVVIH). Es una lucha por el derecho a la vida».

Es la lección que saca el seropositivo Saurel Beaujour de su participación (en octubre 2001) en un programa de visitas internacionales a los Estados Unidos, donde las personas infestadas se benefician de un presupuesto específico para el acceso a la atensión y a los medicamentos, y donde las empresas privadas estarían muy implicadas en la lucha contra el VIH/SIDA. 43 años, electricista de formación, Beaujour dirige desde hace años la Asociación Nacional de Solidaridad con las personas afectadas e infestadas por el VIH/SIDA (ASON), que cuenta con una cincuentena de miembros activos.

Para él, además de una batalla permanente institucional, a ejemplo de varios países, los PVVIH tienen un rol importante en las acciones dirigidas a bloquear la propagación del virus y a favorecer el acceso a los servicios para las personas infestadas y familiares afectados.

 ‹‹Cuando la persona infestada se encuentra con otra persona infestada como ella, el diálogo y la empatía se instalan más fácilmente. No hay nada que esconder. Pues estamos en la misma situación››, dice él.

 Saurel Beaujour es muy activo en las actividades sobre el VIH/SIDA en el Caribe. El ha participado en numerosos encuentros sobre el PVVIH a Trinidad y Tobago donde tiene lugar la reunión anual de los PVVIH del Caribe. ‹‹Desde hace 3 años, nosotros hemos estado siempre presentes en ese encuentro organizado por Caribbean Regional Network que nos permite intercambiar información con nuestros colegas caribeños››,  piensa él.

 ‹‹Mi presencia en esos recuentros ha sido muy fructífera porque he podido observar la responsabilidad de gentes como yo afectados del virus y que luchan en países del Caribe que comparten los mismos hábitos y costumbres que Haití››, dice en una entrevista.

 Un entorno poco favorable

 La solidaridad entre las personas afectadas con el VIH/SIDA es tan necesaria que ellas evolucionan generalmente en un entorno poco favorable.

 ‹‹Vivir con el SIDA en Haití es muy difícil. Solamente la calle es una pesadilla, con todos los desechos que fragilizan aún más nuestro sistema inmunológico››, como lo explica Adeline Benoit.

La Caravana de jovenes y de artistas contra el SIDA en Haití, mayo‑octubre 2000

La caravana fue una iniciativa haitiana de varias organizaciones gubernamentales, no gubernamentales e internacionales. La caravana ha recorrido las ciudades de Jacmel, Saint Marc, Gonaïves, Port‑de‑Paix, Miragoâne, los Cayes y Jeremie, utilizando los medios de comunicación culturalmente adaptado a los jóvenes, así como espectáculos (debates públicos, marchas, música de ambiente y otras diversiones). El paso de la caravana fue un gran momento para promover las conductas sexuales de riesgo creando un ambiente social que valorise las relaciones sexuales protegidas, la fidelidad mutual y la aceptación de las personas vivientes con VIH/SIDA.

Adeline Benoit confesa por otra parte que el entorno socioeconómico la traumatiza: el  exceso de stress cuando ella toma  un tap‑tap y debe emplearse a fondo  para obtener una plaza en él, los largos minutos de espera de los PVVIH en los consultorios médicos, la discriminación que estos son objeto en la sociedad de manera general, etc.

 Esther Boucicault, otro seropositivo haitiano, piensa que el sector privado de negocios puede ayudar directamente otorgando becas de estudio a los niños de PVVIH.

 ‹‹Si alguien tiene frustaciones personales, porque no tener derecho a alojarse,  enviar sus hijos a la escuela, como preguntarle, honestamente de comprometerse  a salvar a otra persona››, se pregunta la señora Boucicault,  señalando que el medio es difícil y la población no está educada aún.

 Elle recuerda el caso de un joven de Saint‑Marc (a 96 kilómetros al norte de Puerto Príncipe), durante la caravana de artistas y jóvenes contra el SIDA en el año 2000, que se declaró positivo. El ha abucheado, gritado en su barrio y casi ha sido linchado.  También acusado de transmitir el SIDA a gente de la zona, él dejó el barrio.

 ‹‹No quiero que sea, que después de mi muerte, hagan una gran publicidad de los esfuerzos de la fundación Esther Boucicault y del  gran coraje de esa pequeña dama. Yo quiero en vida ver esta fundación florecer ayudando a los otros, como me lo ha dicho mi hija Michele:‘Mamá, salvando a otros, tú serás salvada’››.

 Alegato

 Los grupos solidarios constituyen, para los PVVIH, una plataforma ideal de discusión sobre los problemas específicos, como el acceso a la atención, el tratamiento de enfermedades oportunistas, el soporte y entrenamiento de la familia, los amigos, y otras necesidades prioritarias como la alimentación, los medicamentos y el trabajo.

 

Redución de precio de los medicamentos anti-SIDA para los paises del Caribe

Seis grandes laboratorios farmacéuticos internacionales han formalmente establecido, en julio del 2002 con los países del Caribe, un acuerdo para obtener las reducciones del precio de los medicamentos anti-SIDA.

 GlaxoSmithKline, Hoffman-La Roche, Boehringer Ingelheim, Bristol-Myers Squibb Co.,Merck & Co y Abbott han firmado la reducción que va de  70 a 90% con los países reagrupados bajo la bandera del bloque comercial CARICOM, anunció el primer ministro de St Kitts y Nevis, durante la cumbre del CARICOM en Georgetown.

 “Ellos aceptaron negociar con nosotros como región. Los medicamentos serán abordables y el Caribe va a poder empezar un tratamiento generalizado”, explicó el ministro de Guyana, Leslie Ramsammy.

 Los acuerdos que han sido negociados desde la reunión en Jamaica y sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra en mayo del 2002, vienen de ser firmados a partir de la conferencia sobre el SIDA efectuada en Barcelona del  7 al 11 julio pasado.

 Informaciones estadísticas publicadas antes que Barcelona calculan que 40 millones de personas viven actualmente con el virus del VIH, las cifras deberán  pasar a 100 millones de aquí al año 2012.

 A finales de año 2001, alrededor de 420.000 de personas estarán infestadas en la región del Caribe, contra 1,5 millones en América Latina, según las Naciones Unidas.

Muy bien preparada y útil en las actividades de la Fundación  “Promotores del Objetivo Zero‑SIDA” (POZ) donde ella trabaja, Adeline Benoit lucha incansablemente a favor del acceso de los PVVIH al mercado de trabajo.

 ‹Si yo le digo, que estoy enferma, usted debe tener una atensión particular conmigo. Con mayor precisión, los PVVIH deberíamos tener autobuses particulares o todos tener al menos la prioridad en los lugares públicos››.

Varios compatriotas que habían solicitado asilo político en los Estados Unidos  durante los períodos de golpe de Estado Militar (septiembre 1991‑septiembre 1994) han tenido que enfrentar el shock constante de su seropositividad después de varios exámenes efectuados.

 Era el caso de Saurel Beaujour que trabajaba como agente de desarrollo comunitario en la Central Autónoma de Trabajadores Haitianos (CATH). Él era desde entonces delegado en varios departamentos geográficos del país para la creación y formación de grupos sindicales paisanos cuando optó por el asilo político a los Estados Unidos para escapar, dice él, de las persecuciones políticas de simpatizantes del régimen en plaza.

 Psicólogos han aconsejado desde entonces a todos los seropositivos de agruparse en una asociación que más tarde tendría el nombre ASON.

 ‹‹Mi más grande problema era decirselo a mi esposa. Yo estuve obligado de decirle la verdad, porque ella estaba al tanto de la suspensión de la solicitud  efectuada para la obtención de asilo político a los Estados Unidos. Fué la desolación  para la familia. Y es ahí que la batalla comenzó››, afirma Beaujour.

 ‹‹Fue un shock para mi saber que mi examen es positivo. Yo no creía en mis ojos. Repetí el examen cinco(5) veces antes de aceptar el resultado››, nos dice, sus ojos exploran las alturas.

Un evento capital

 El 21, 22 y 23 de abril de 1999, la Fundación POZ, en cooperación con Plan Haití y el Instituto Panos, organizó en Pétion‑Ville, un gran evento destinado a alentar a las personas infestadas con VIH/SIDA de romper el silencio, salir de la sombra, asumir  su seropositividad sin herir la dignidad humana.

 Los profesionales de la salud, periodistas, responsables religiosos y políticos que participan en el foro, manifiestan públicamente su deseo de ‹‹ llamar la atención a toda la sociedad haitiana  en su totalidad, sobre las necesidades en términos de cuidados, soporte y consideración a las personas infestadas  con el VIH/SIDA.

 Poniendo acento sobre la situación de exclusión y discriminación  que son victimas las personas infestadas con VIH/SIDA, ellos llaman al poder público de edificar un clima de justicia e equidad favorable a su expansión. Ellos exaltan además a las instancias implicadas en la lucha contra el SIDA a poner en práctica la experiencia de los PVVIH en el trabajo de educación, información y soporte.

La declaración final de este último foro de solidaridad con los PVVIH invita, en efecto, a estos últimos a dejar de considerarse como victimas, y adoptar de preferencia aptitudes positivas y responsables, con el fin de retomar el control de sus vidas.

Las consecuencias

Después del encuentro en 1999, diversas redes, de los cuales el Centro de Comunicación sobre el SIDA (CECOSIDA), formado de periodistas, han visto el resultado. El foro marcó un giro crucial en la lucha contra el SIDA en Haití, según el director de la Fundación POZ, Dr Eddy Génécé.

 ‹‹La concienciación de los que deciden a comenzado. El plan de estrategia nacional tiene un componente que acorda un lugar muy importante a los aspectos de atención y soporte. Nosotros tenemos muchas más personas infestadas con VIH/SIDA que se han declarado abiertamente ››.

 

Declaración del primer forum de solidaridad con las personas infestadas con el VIH/SIDA (PVVIH), 21‑22‑23 de abril de 1999

Nosotros, representantes de organizaciones y participantes a título individual, reunidos en el hotel Ritz Kinam II, en Petion‑Ville, los días 21‑22‑23 de abril de 1999, en el marco del primer Forum Nacional de Solidaridad con las victimas del SIDA en Haití, consientes de la situación de exclusión  y discriminación de que son victimas las personas  vivientes con el VIH/SIDA (PVVIH) decidimos llamar la atención a la sociedad en general sobre la necesidad en termino de atención, soporte y consideración de los PVVIH en Haití; queremos sobre todo alentar a los PVVIH de romper su silencio y de salir de la sombra; seleccionaremos este evento histórico para declarar lo siguiente:

 

1.  Los PVVIH deben asumir su estado de seropositividad y afirmarse en toda circunstancia, sin perjucio y sin afertar su dignidad humana;

 

2.  El poder público debe construir un clima de justicia y de igualdad, favorable al alcance de la plenitud de los PVVIH;

 

3.  Las instancias implicadas en la lucha contra el SIDA deben utilizar la experiencia de los PVVIH particularmente en el trabajo educativo, información y soporte;

 

4.  Los PVVIH deben cesar de considerarse como victimas, más bien adoptar atitudes positivas y responsables con el fin de tomar el control de sus vidas;

 

5.  La sociedad civil en todos sus componentes deberá apoyar al Estado en  los esfuerzos de solidaridad con los PVVIH, a través de un sostén apropiado y eficaz.

 

Confeccionado en Petion‑Ville, Haití, viernes el 23 de abril de 1999. 

 

AOPS * APROSIFA * ASON * ASPHA * BIREBS * CARE HAITI * CDS * CECPH * CEPROMEC * CONAHDE * CPFO * FANM YO LA * FEPLS * FNUAP * FOSREF * GHESKIO * GRASADIS * HELP * HTN * INSHAC * JHM * MAISON ARC‑EN‑CIEL * MSPP * MSPP‑IDA * NPFS * ONUSIDA * OPS/OMS * PANOS INSTITUTE * PLAN HAITI * PNUD * POLICY PROJECT * POZ * PREVENCION IDS * PSI HAITI * RADIO CARAIBES * RADIO GALAXIE * RADIO GUINEN * RADIO KISKEYA * RADIO MEGA STAR * RADIO PHARE * RADIO PLUS * RADIO ST. LUCIA * REDOVIH+ * SHP * SIGNAL FM * UNASCAD * USAID * VDH * WORLD VISION * ZANMI LASANTE

El plan de estrategia del Ministerio de Salud Pública y de la Población concede un lugar importante al establecimiento de un diagnóstico precoz, para el cual diversos centros están disponibles a traves de Haití. Las instituciones como la fundación POZ pone también, a disposión de los PVVIH, celulas de soporte y asistencia  asesorar (counselling) con vista a acelerar el trabajo de pesquisage.

 ‹‹Nosotros hacemos exámenes.  En caso que la persona examinada sea negativa, nosotros garantizamos, con su adhesión, un seguimiento.  Y esa persona sale de nuestra casa con un montón de información. Los invitamos a enviarnos a sus parientes y amigos. Los casos positivos, los invitamos a integrar los grupos de soporte que nosotros llamamos grupos de ayuda mutua comunitaria››, indica el Dr.Génécé.

 Los materiales  de prevención son dados a los miembros del grupo de ayuda mutua comunitaria que son en promedio unos quince (por grupo). Estos materiales contienen de 7 a 8 artículos de uso corriente, como: pasta dental, cepillos de dietes, navaja de afeitar, vitaminas, preservativos(condom), antibióticos (bacitrin).

 Ya en 1998, mucho ante de la celebración de Forum, la fundación POZ  ha formado grupos de soporte llamados GIPA (Greatest Involvement of People Living with AIDS) y ha privilegiado el aspecto defensivo, considerando la limitación de los recursos.

 En el trancurso de ese mismo año, apareció el teléfono azúl permitiendo a miles de personas, en su mayoría jovenes de la capital y principales ciudades de provincia de Haití, de informarse en el anonímato y sin ser obligados a desplazarse, sobre la infección de VIH, la sexualidad y planificación familiar.

 La fundación POZ abriga el deseo de transformar ese servicio disponible 24´24, con el fin de permitir a las personas que son ocupadas en la mañana o que están privadas de los beneficios telefónicos, declara la responsable del programa, Magalie Chèrenfant.

 Responsabilidad y disciplina.

 Esther Boucicault es la mujer infestada más empeñada abiertamente en la lucha contra la expansión de la epidemia y el subsidio de las personas infestadas y afectadas en Haití. Ella se queja de que todo el mundo no puede tener acceso a los medicamentos, insistiendo en que el consumo de los medicamentos requiere de una disciplina muy estricta.

 ‹‹Sería bueno que todo el mundo pudiera tener acceso a los medicamentos››, declara Boucicault, pero hace falta según ella, “una campaña de educación constante.” ‹‹Hay que enseñar a la persona infestada como dosificar bien sus medicamentos, respetar los horarios, conocer su cuerpo y sobre todo, enfrentar los efectos secundarios. En la mayoría de los casos, hace falta un trabajo social para acompañar a la persona, ver la evolución de su estado de salud y efectos secundarios, controlar los exámenes como el CD‑4, la carga viral. Hace falta un chequeo general de manera regular››, agrega ella.

 

Negociar los medicamentos genéricos contra el SIDA 

La décima cuarta conferencia internacional tuvo su apertura  en la ciudad de Barcelona España en julio del 2002 con un llamado a favor de la disponibilidad, para los países más pobres, de medicamentos genéricos de bajo costo, para detener la epidemia de SIDA que causa estragos en el mundo. La reunión comenzaría en la capital catalana, donde más de 500 activistas manifestaban en las calles de la ciudad  el acceso al  tratamiento retro‑viral para los dos millones de habitantes de los países más pobres en el  2004.

 

Peter Piot, director ejecutivo de la agencia ONUSIDA, desmintió que sea técnicamente imposible  el aporte de los medicamentos  avanzados  a millones de personas en los países más pobres del planeta.

 

“El  mundo ha visto sin hacer nada como el SIDA inunda el Africa Sub‑sariana. Más que nunca”, declaró Piot frente a 15000 personas reunidas en la ceremonia de apertura de la conferencia, que duró una semana.

 

“No podemos quedarnos como observadores pasivos, mientras la historia ser repite en otros continentes y no debemos abandonar a Africa ahora”, agrega él.

 

“ El tratamiento es técnicamente realizable en todas partes del mundo (…..). No es el conocimiento que constituye un obstáculo, es la voluntad política”, continua el jefe de la ONUSIDA. 

 

Según la agencia onusience, la epidemia no está que en su comienzo y podrá matar 70 millones de personas en los próximos 20 años, mientras que el virus continua su propagación en Asia y en Europa del Este. El VIH afecta actualmente a 40 millones de pacientes a través de todo el mundo. El Africa Sub‑sariana presenta  28.5 millones y solamente 30.000 se  benefician  de un tratamiento apropiado 

 

Una respuesta repugnante de los donadores 

 

Frente a esas cifras, los expertos estiman que se necesitarían diez miliares de dolares por año para lanzar un programa eficaz de prevención  y tratamiento con los medicamentos genéricos. Por el momento un tercio de la cifra ha sido reunida.

 

“ La respuesta  de los donadores fue repugnante, (mientras que la suma) corresponde a solamente cuatro días de los gastos militares globales”, sentenció Mogha Smith de la ONG británica OXFAM 

 

En el transcurso de los dos últimos años, los precios de los tratamientos antiretrovirales han bajado  en un 90% en Africa bajo  la presión de los militares. Sin  embargo queda fuera del alcance de millones de seropositivos que no pueden que depender de programas de financiamiento de la comunidad internacional. 

 

Para Morten Rostrup, presidente de Médicos sin Fronteras, la ausencia de una voluntad política real es solo la causa.

 

“ No me venga a decir que no tenemos recursos para eso. Nosotros supimos que con el 11 de septiembre era posible movilizar una gran coalición y  miliares de dolares en algunas semanas para combatir una amenaza común

 

“Esa inercia es un crimen contra la humanidad,  no otra”, nos arrastra.

‹‹Nunca he dejado de tomar los medicamentos. Con el tiempo, he desarrollado cierta resistencia a los medicamentos. He tenido que viajar para hacerme un chequeo y los médicos me han dado nuevos medicamentos. Ahora yo tomo el Ziagen, el Viracept y el Sostivan. Tomo 7 tabletas en la mañana y  10 en la noche. Es necesario un disciplina estricta para los medicamentos. Por ejemplo, yo se que no puedo tomar el Sostivan después de comidas, porque el medicamento no debe mezclarse con las grasas para su absorción en el cuerpo››, señala Esther Boucicault, madre de dos niñas donde una es seropositivo.››

 ‹‹Los medicamentos desarrollan efectos secundarios. Yo tengo calambres en los pies. Yo sufro de colesterol, azúcar, soy hipertensa. Yo me inyecto insulina dos veces al día, 35 mililitros en la mañana y 15 mililitros en la noche. Como mucha ensalada, frutas, no como carne de res ni cerdo, consumo pollo local, no importado porque tiene  muchas hormonas››, prosige ella.

 A diferencia de Esther Boucicault, Saurel Beaujour decide de no tomar los medicamentos anti‑retrovirales.

 ‹‹Yo tomo las vitaminas. Aprendo  a conocer mi organismo. Se  que cuando una infección comienza aparecer tengo que ir al médico. Y hago mucha prevención contra la tuberculosis››, dice él.

 ‹‹Lo más importante, es saber que usted es importante. Y que la vida continua. También tener un comportamiento sexual responsable. Usted puede reinfestarse y morir más rápido. Hay que ser positivo. Quiero ver a mis tres hijos crecer››, resume el dirigente de ASON.

El subsidio

 ‹‹A veces el mismo médico lo traumatiza. Mejor guardar el silencio y no reconocer su seropositividad  si no es necesario››, estima Adeline Benoit.

 Felizmente un grupo de señoras de su iglesia la ayudan a reponerse de la pena, a combatir la tristeza que se refleja en su rostro y a integrarse al Consejo Consultativo (CAB) de los centros llamados Grupo Haitiano de Estudio del Síndrome de Kaposi y de Infecciones Oportunistas (GHESKIO) donde ella pudo encontrar atención y medicamentos de manera regular.

 ‹‹Cada vez que yo tengo que ir a los centros GHESKIO, es como una bendición del cielo. GHESKIO ayuda a numerosas personas a vivir  con la enfermedad aliviando las infecciones oportunistas. Pero el entorno sin embargo  es más difícil con ciertos pacientes cada día. Tú recibes los medicamentos en pequeños sobresitos pero no siempre bien embalados››.

 Por otra parte, CARE milita desde 1980 en el sector de la salud en varias regiones de Haití.  Esa ONG norteamericana participa activamente en los programas de prevención y en un programa integral da atención a los PVVIH. En 1999, ella emprendió un proyecto piloto de formación en la Grande Anse (sud‑oeste de Haití), en coordinación con el Ministerio de Asuntos Sociales, con el objetivo de dar directamente la palabra a la comunidad a través de las Unidades Comunales de Salud (UCS).

 Esther Boucicault afirma, por su parte, que la mayoría de los hospitales no aceptan internar a los PVVIH. Enseguida que el hospital detecta la seropositividad de un enfermo, ordena el alta del paciente inmediatamente.

 

Un nuevo medicamento prometedor contra el SIDA 

Un medicamento experimental que ataca al virus del SIDA diferente a los tratamientos existentes, a dado resultados positivos durante los primeros ensayos sobre el hombre y los exámenes se han extendidos, anunció el laboratorio que experimenta ese nuevo producto.

 

El medicamento, S‑1360, llamado también GW810781, es desarrollado en asociación con los Japoneses Shionogi por el grupo británico GlaxoSmithKline que precisa que el ha sido administrado a 24 voluntarios sanos, sin efectos indeseables importantes.

 

Ese producto es el más avanzado de la familia de los medicamentos anti‑SIDA conocidos con el nombre de inhibidores integrales que impiden al virus del VIH integrar sus génes en el ADN normal de una célula.

 

“El (el S‑1360) ha sido muy bien tolerado y hay muy pocas personas que han detenido la terapia,” dice el Dr Michelle Berrey, de GlaxoSmithKline(GSK), precisa que los efectos indeseables sean limitado a prurito y en algunos casos dolor de cabeza.

 

En consecuencia, GSK lanzó el mes último los exámenes de la fase II, en la cual participaron centenas de personas infestadas por el virus VIH en los Estados Unidos. Los resultados de los exámenes deben ser conocidos a principios del próximo año, y si todo va bien, el medicamento debe llegar al mercado en el 2006.

 

Los inhibidores integrados son  la segunda catégoria de los nuevos medicamentos colocados a la luz de la actualidad en la ocasión de la décima catorce conferencia internacional sobre el SIDA en Barcelona, lo que muestra que la búsqueda farmacológica continua progresando mientras que los paises más pobres del planeta no tienen siempre realmente acceso a el tratamiento de primera generación.

 

El laboratorio Suizo Roche y la sociedad americana de biotecnología Trimeris anunciaron que los exámenes habían mostrado que sus recién “inhibidor de fusión” T‑20 podrá reducir la cantidad de virus en la sangre de los pacientes insensibles a los tratamientos habituales

 

La fase de desarrollo del medicamento debe pronto acabarse y el podrá llegar al mercado en el primer trimestre del próximo año.

‹‹Hay una gran responsabilidad. Usted sabe bien que la persona está infestada, ella lo sabe también, y usted la deja ir sin ninguna toma de conciencia. Esa persona va a continuar su vida y infestar a otras personas››, agrega ella.

 ASON está implicada en un programa de atención a domicilio para los PVVIH en un barrio pobre colindante a una zona residencial en las alturas de Puerto Príncipe. En efecto la organización Plan Haití a desarrollado una iniciativa en Frères donde las visitas domiciliarias constantes son hechas a los PVVIH. En el momento de las visitas, las personas infestadas reciben un estuche de medicamentos y de productos de primera necesidad. Pero lo que es más importante, es nuestra presencia frente al enfermo y su familia y el reforzamiento de los lazos sociales.

 La triple terapia: disponible, pero limitada

 ‹‹Nosotros estamos actualmente en la capacidad de ofrecer la triple terapia a los voluntarios que tomen parte de los ensayos con vacunas a pesar de que el uso de este método no es el estándar de atención en Haití y en la región››, informa el Dr. William Pape, director general de los Centros GHESKIO, principal instituto de investigación y responsable de los PVVIH en Haití.

 Dr. Pape no esconde sus temores de ver los voluntarios, que participan en los ensayos con vacunas, exponerse a las desventajas de ser contaminados por el VIH como ha sido declarado por los Estados Unidos.

 ‹‹La triple terapia no comienza de manera rápida después de conocer la infección del paciente por el VIH. Por razones múltiples, la disminución del período de observación de la toma de los medicamentos y los problemas unidos a la resistencia medicamentosa, hace que la triple terapia sea administrada solamente en etapas avanzadas de la enfermedad. El hecho de que el paciente reciba esa dosis no va a llevar a la curación, el SIDA es aún un mal incurable. De donde la necesidad de adoptar los comportamientos seguritarios››, recomienda el director general de los centros GHESKIO.

 La clientela privada aumenta

Aunque el costo de los medicamentos sea de US$ 150,00 a US$ 1.250,00 el mes, dependientes de las moleculas disponibles en el mercado local, la gran mayoría de los haitianos que viven con el VIH no pueden permitirse el lujo de conseguir ese gasto. Un presupuesto cerca de los 3 millones de dolares americanos sería estimado para una gran circulación de los medicamentos antiretrovirales en el país.‹‹Estamos  muy atrazados con este informe. El programa nacional ha estado particularmente dirigido a la prevención, las actividades firmes sobre el subsidio y el soporte desde hace solamente  2 años. Hasta aquí, los proveedores de fondo no han tenido esa apertura en sus prioridades de financiamiento››, constata Dr Eddy Génécé de la fundación POZ.

 Sin experiencia en ese campo, que exige una experiencia particular, POZ no cuenta lanzarse en los medicamentos antiretrovirales, salvo tener un programa de miembro con otras instituciones que trabajen en ese terreno.

 Sin embargo, ‹‹la divulgación de informaciones y la disminución en los precios de los medicamentos son entre los factores que explican la alta incidencia de frecuentación a las clínicas privadas por los PVVIH. Hay enfermos que tienen los medios y pueden pagar los servicios privados››, dice el Dr Damoclés Patrice Sévère de los Centros GHESKIO, especialista de enfermedades infecciosas  y responsable de las IST/SIDA.

 Médicos que guardan el anonimato se pronuncian a favor de la creación de estructuras para la producción y venta de medicamentos genéricos, a ejemplo de países como Brasil y la Argentina. En los medios profecionales cerca al sector de salud, es ‹‹de interés›› de varias empresas farmacéuticas  y de laboratorios  haitianos  la fabricación de medicamentos genéricos.

Houngans y medicina natural

‹‹Las gentes de Saint‑Marc me vieron muy enferma y restablecida durante los últimos años. Tuve un impacto muy fuerte sobre ellos, porque hay tabúes que nosotros hemos roto››,declara Esther Boucicault que dirige un centro que lleva su nombre.

La fundación Esther Boucicault trabaja con los houngans y participa frecuentemente en secciones de formación para el personal médico del Hospital de Saint‑Marc con la participación de varias instituciones como POZ y Family Health International (FHI/IMPACT).

 Esther Boucicault figura  una participación seria con los houngans en la lucha contra el SIDA. Frecuentemente, los médicos no se sienten capaces de dar los resultados de los exámenes a los pacientes que según su creencia, piensan ser  presa de ‹‹malos espíritus››.

 Una persona infestada de zona puede creer que ella fue afectada por la ‹‹muerte de un pequeño niño›› echada sobre ella. En su mente, cada vez que ese niño se agita, la zona se extiende en su piel. En esos casos, es preferible de concientizar a los houngans a reconocer la enfermedad y hablar abiertamente, sobre todo que hay prácticas de riego en ese medio, precisa la señora Boucicault.

‹‹Hasta aquí, una buena parte de la población no va al médico por enfermedades corrientes.  Ir para verse por el SIDA que es un enigma para los mismos científicos››, indica por su parte Jacob Pierre de 54 años, que tiene un peristilo (templo vaudou) en Carrefour Feuilles (barrio en las afueras de la capital al sub‑este) y  que es muy activo en una asociación de Houngans.

Jacob Pierre no pretende curar el SIDA, pero él sostiene que ‹‹tan pronto como una persona tenga una enfermedad venga a él, él debe echar agua para ver que ella tiene››.

 El houngan Pierre  se expresa a favor de la medicina natural y de la virtud de las plantas, así que de la relación del ser humano con su entorno.

 ‹‹Todo está en la naturaleza, es suficiente tener ciertos conocimientos para poder pedir a la naturaleza la respuesta a ciertos problemas, como del SIDA››.

 Interrogado sobre el costo de los tratamientos en su peristilo, dice que su trabajo no tiene precio y que él acepta de la persona tratada lo que ella tenga. En algunos casos, la mayoría de los enfermos quieren siempre tener la opinión del houngan  de quienes ellos se fian más que del médico, agrega Jacob Pierre.

 Perspectivas

 ‹‹Las autoridades dan una gran prioridad a la lucha contra el VIH/SIDA. Estamos muy consientes de la situación y con medios limitados nosotros hacemos lo mejor en asociación con las organizaciones de la sociedad civil haitiana y el apoyo de las organizaciones internacionales para controlar y limitar la expansión del VIH/SIDA en el país››, declaró el ministro de la Salud Pública, el Dr Henri Claude Voltaire en su entrevista.

 ‹‹Estamos en un  país donde todo es una prioridad, dice él agregando que la lucha contra el VIH/SIDA concierne todo el país y no solamente al gobierno, porque la pobreza, la tasa alta de analfabetismo y el desempleo son factores que hacen a la población más vulnerable a ese virus que mata cada día a muchas personas y deja familias en el duelo y el desconcierto››.

 ‹‹Nosotros llamamos a conjugar nuestras fuerzas y reunir los esfuerzos de la comunidad científica nacional e internacional para encontrar las soluciones apropiadas a la enfermedad que tiene consecuencias socio‑económicas graves››, continua el ministro Henri‑Claude Voltaire.

 Queda a definir los mecanismos  para asegurar  un seguimiento apropiado del plan estratégico nacional elaborado sobre la problemática del SIDA, particularmente  al capítulo de subsidio y acceso a la atención médica para los PVVIH.

 A pesar de la disminución neta de los precios seguida de un acuerdo con los laboratorios farmacéuticos, la accesibilidad a los recursos financieros de ayuda convenientemente a los PVVIH sigue siendo una problemática a no descuidar. Pues, no solamente los fondos disponibles para el SIDA deben ser utilizados varios años, el valor existente llegará difícilmente a soportar el cuidado de un número muy débil de PVVIH.

 No obstante, los PVVIH pueden globalmente tener muchas esperanzas con la disminución ya efectiva, sobre el mercado, del costo de los medicamentos. Los ensayos con vacunas, que comenzaron en Haití en el 2001, han comenzado a dar frutos y tendrán resultados mucho más prometedores que los obtenidos con los mismos ensayos en Trinidad y Brasil, según informaciones. Además, en esta república caribeña, los efectos de la transmisión vertical habrán disminuido mucho, a partir de los esfuerzos realizados por ciertas  instituciones que trabajan con los PVVIH.

 En este contexto, importa señalar que ASON cuenta organizar en la capital haitiana, un informe con juristas para establecer una legislación  que proteja a las personas que viven con el VIH, según las perspectivas anunciadas por Saurel Beaujour.

Algunas instituciones de referencias

Asociación de Solidaridad Nacional (ASON)

16, rue Malval, Turgeau

Port-au-Prince, Haiti

Tel: (509) 555-2219

Email: ason@mediacom-ht.com

Asociación Médica Haitiana (AMH)

33, 1ère Avenue du Travail

Port‑au‑Prince, Haiti

Email: amh@haitiworld.com

CARE

92, Rue Grégroire

Pétion-ville, Haiti

Tel: (509) 257-1571/5358/5389

Fax: (509) 257-6785

Web site: www.care.org

Centro de Comunicación sobre el SIDA (CECOSIDA)

c/o POZ

2, rue Tertulien Guilbaud, Bourdon

Port-au-Prince, Haiti

Centres GHESKIO

(Groupe Haïtien d’Étude du Sarcome de Karposi et des Infections Opportunistes)

33, Bicentenaire

Port-au-Prince, Haiti

Tel: (509) 222-0031/2241

Fax: (509) 223-9044

Web site: www.gheskio.org

Catholic Relief Services (CRS)

1, Delmas 81

B.P. 1118

Port‑au‑Prince, Haiti

Tel: (509) 249‑1992/ 510‑4586

 

Family Health International/IMPACT

83, rue Lambert/Rigaud

Pétion-ville, Haiti

Tel: (509) 257-9100 

 

Fundación Esther Boucicault Stanislas (FEBS)

24, Rue Bonnet

St. Marc, Haiti 

Tel: (509) 279-9144/9165

Fundación Promotores del Objetivo Zero-SIDA (POZ)

22, Rue Carlstrom

Port-au-Prince, Haiti

Tel: (509) 245-2308/244-4024

 

Instituto haitiano del Infancia (IHE)

41, Rue Borno

B.P. 15606

Pétion-ville, Haiti

Tel: (509) 257-3101/ 1508/ 510-8438

Maison Arc-en-Ciel (Casa Arco iris)

Rue Beaulieu, Boutilliers

Pétion-ville, Haiti

Tel: (509) 246-5596 / 557-2948

E-mail: arcenciel@acn2.net

Ministerio de la Salud Pública y Población (MSPP)

Palais des Ministères

Champ de Mars

Port‑au‑Prince, Haiti

United Nations Children Fund (UNICEF)

17 rue Armand Holly, Debussy

B.P. 1363

Port-au-Prince, Haiti

Tel: (509) 245-1404/1424

Fax: (509) 245-1877

Pan American Health Organization / World Health Organization (PAHO/WHO)

295 Ave John Brown/Lalue

B.P. 1330

Port‑au‑Prince, Haiti

Tel: (509) 245‑0764 /8666/ 8695

Fax: (509) 245‑1732

Plan Haití

Impasse Lily No. 3, Rue Stephen

Delmas 60

Port-au-Prince, Haiti

Tel/Fax: (509) 256-1438 / 4229

Email:  comhti@planinternational‑ht.org

Design Downloaded from Free Wordpress Themes | free website templates | Free Vector Graphics | Bateaux de Plaisance.